Condiciones para realizar un duplicado de SIM

Para realizar un duplicado de tarjeta SIM deben cumplirse 3 condiciones:

  • Solicitarlo en una tienda física de Vodafone. Porque se generan una serie de procesos que, en caso de incidencia o lentitud, pueden dejarte sin servicio.
  • Que lo solicite el titular de la línea. Debe acreditarse, por seguridad, mediante comprobación física del DNI, pasaporte, etc. Si es un cliente prepago, puede solicitarlo otra persona que disponga de la clave de seguridad de Atención al Cliente Vodafone.
  • Que se haya producido una situación excepcional: tarjeta dañada, pérdida o robo, cambio de tecnología, cambios de tarjeta SIM a otro tipo de tarjeta, bloqueo de número PUK, etc. 

Eventualmente y de forma excepcional, se podría efectuar el duplicado sin ir a la tienda: cuando no pueda realizarse allí por incidencia, por tarjetas SIM dañadas o en casos de pérdida/robo de la tarjeta, siempre que no hayas cambiado de dirección en el último mes. Para ello contacta con el teléfono gratuito 1550.

Cuando realizas un duplicado de tarjeta SIM Vodafone, mantienes el número de teléfono y los servicios asociados a la línea móvil. Una vez completado, se activa la nueva tarjeta y la antigua queda desactivada automáticamente.

Ten en cuenta que al realizar un duplicado de SIM se pierden los números grabados en la memoria de la tarjeta, por lo que debes hacer una copia de seguridad antes del cambio.

El duplicado de SIM tiene coste, que se paga en la misma tienda y depende del lugar donde se realice:

  • Península y Baleares: 5 € (IVA incluido).
  • Canarias: 4,45 € (IGIC incluido).
  • Ceuta y Melilla: 4,24 € (No sujeto a IPSI).

El duplicado no conlleva coste en el caso de nuevos clientes de contrato, dados de alta o portados a Vodafone (desde Televenta o Tienda Online) y que no han recibido la comunicación de bienvenida una vez completado el proceso, y/o si la tarjeta SIM enviada está defectuosa. Para clientes prepago, además de los supuestos indicados, tampoco tiene coste el duplicado, si es por robo (acreditado mediante envío de la denuncia correspondiente) o por avería.