Es recomendable que estés alerta a posibles ataques para robar tus datos que se están llevando a cabo tanto por SMS como por e-mail.

Portabilidad de una línea prepago

Si tienes una línea móvil prepago, puedes cambiarla a Vodafone de forma gratuita. Conservas tu número de teléfono, pero no vas a disponer del saldo pendiente en la línea, desde el momento en que sea efectiva la baja, ya que cambian las condiciones de contratación con tu anterior operador. Es importante que hayas cumplido tu compromiso de permanencia en el operador de origen o tienes que pagar un cargo por su cancelación.

Para que tu portabilidad se haga efectiva, tienes que facilitar los siguientes datos:

  • Nombre y apellidos del titular de la línea.
  • NIF/NIE/pasaporte.
  • Dirección.
  • Correo electrónico.
  • Número ICC de la tarjeta SIM que identifica tu línea prepago en el operador de origen y que tiene entre 13 y 19 dígitos. Figura en la propia tarjeta SIM o en el menú de ajustes de tu smartphone.

Puedes consultar cómo solicitar una portabilidad.

El plazo de una portabilidad móvil prepago es de 2 días laborables, a contar desde tu solicitud. El operador de origen te envía un SMS avisando de que la baja se está tramitando, te confirma los plazos aproximados del proceso de cambio y te facilita un número de referencia, para poder consultar tu portabilidad en curso.  Una vez completado el proceso, puedes usar la nueva tarjeta SIM del operador de destino en cualquier teléfono. Ten en cuenta que puedes adquirir un dispositivo financiado en la Tienda Online, tiendas Vodafone o llamando al 1444.

Tu portabilidad puede ser denegada y tú también tienes la posibilidad de desistir de tu contrato, en el plazo de 14 días naturales desde la fecha en que la portabilidad se hace efectiva.